Ve También
prev next

Compartir

Tres cosas que la Premier League nos ha enseñado esta semana

La fecha en Inglaterra, la aparición de algunos refuerzos y la gran presentación de Rooney con el Manchester United.

x

Compartir

Por Alexander Korab, metro World News, desde Londres

El silencio no siempre es oro
Después de la locura del cierre del libro de pases, el mayor castigo que podría suceder para los hinchas es esperar una eternidad para ver a todos estos brillantes fichajes que sus directivos compraron en la venta al por mayor de última hora en el bazar en Makhachkala. Espera, hay algo aún más doloroso: ver a Inglaterra bajo el mando de Roy Hodgson. Si no viste esta columna la semana pasada fue porque contenía todos los momentos interesantes del partido contra Ucrania #600PalabrasDeSilencio.

Pero valió la pena esperar por la Premier League, bueno a menos que usted no sea uno de los fans de Aston Villa que esperaron 17 días para ver a su equipo y cuando por fin lo vieron se lamentaron porque la hibernación no haya durado más de una década. A diferencia de Villa, el Arsenal y el Manchester United rápidamente ganaron sus partidos, pero para ser justos en el caso de Arsenal el equipo contrario y el árbitro en MU hicieron todo lo posible para hacer su día agradable. ¿Y qué tienen en común los resultados de Chelsea y Manchester City? sólo decepción. Chelsea jugó muy bien y perdieron por falta de madurez, y el MC realmente apestó. Usted puede decir que Manuel Pellegrini dejó descansar a sus mejores jugadores antes del juego de hoy por la Champions League. Pero al margen de eso, la regla número uno de la Premiership dice: Nunca, pero nunca subestimes el Stoke City. Hacer malabares con el equipo podría ser muy peligroso para Pelle y no importa la cantidad de propietarios que valoren un título europeo, Viktoria Plzen simplemente no vale la pena. Irónicamente, es más fácil ponerse al día después de perder puntos en la CL en lugar de en la Premier League.

Impresiona en tu primer día en la oficina
¿Y cómo lo hicieron las caras nuevas? Le tomó 11 minutos a Mesut Özil para convencer a todos de que la gente en Madrid eran delirantes al dejarlo ir. Y su primer toque antes de convertir el primer gol fue un toque de 42,5 millones de euros. Él también creó otros dos goles para que el Arsenal le permitiera a Arsene Wenger dormir ronroneando como un gatito, la primera vez desde que se retiró Denis Bergkamp.

Le tomó 90 minutos a Samuel Eto'o para que extrañáramos a Fernando Torres. No, ¡en serio! Y llevó una hora para que los aficionados del Manchester United se preguntaran si esa nueva ridícula peluca negra fue una buena inversión, pero los próximos 30 minutos de actuación de Maruane Fellaini los convenció de que si bien no puede pasar y no puede defender, es exactamente el tipo de jugador que necesitan para intimidar a otros equipos en el centro del campo. Él es tan grande que hace que incluso Nemanja Vidic parezca un boy scout. Pero sorprendentemente el ganador del primer día de audición fue Christian Eriksen. El danés fue adquirido por Tottenham, junto con docenas de otras futuras estrellas para calmar los corazones rotos de los fanáticos después de la partida de Gareth "85" Bale podría ser el único que tenía sentido real. Si va a seguir jugando tan impresionantemente como contra el Norwich, no sólo podría ser mejor que Luka Modric sino tal vez también mejor que el mismo Bale.

Los prescindibles son mejor inversión
No importa cómo los recién llegados trataban de demostrar, en realidad eran las viejas y no deseadas caras las que se robaron todos los titulares. Wayne "Rambo" Rooney tuvo un fantástico partido contra el Crystal Palace y anotó tras un tiro libre perfecto. "Rambo", de quien MU trató de deshacerse en verano (europeo), parece que es el más beneficiado con la llegada de Fellaini que le permitirá dejar su trabajo en el centro del campo y hacer una pareja letal con Robin Van Persie. No importa cuánto se queje la prensa británica acerca de "Roo", tienden a olvidar que ha marcado 25 goles en sus últimos 29 partidos en la Premier League disputados en Old Trafford y el nuevo objetivo de la temporada de 30 goles de su nuevo jefe parece alcanzable.

Otro prescindible es Aaron Ramsey, quien hace unas semanas muchos de los fanáticos de Arsenal habrían regalado a los odiados Spurs en lugar de un caballo de madera. El debut de Özil dejó sus dos goles en la sombra, pero hasta ahora el galés ha impresionado en todos los juegos de los Gunners y probablemente enviará al consentido de la prensa inglesa, Jack Wilshere, al banco después de Santi Cazorla vuelva después de la lesión. Y por último Gareth B. Pero el otro Gareth B. Barry, no deseado en el City. Sólo él sabe qué habilidades de Superman utilizó para sacar el balón de la portería después del tiro de Eto'o. A veces la mejor inversión es mantener lo que ya se tiene.