Ve También
prev next

El torneo chileno tiene a su propio Mario Balotelli: "Me gusta la comparación"

Doudou Touré es la flamante incorporación del equipo canario que quiere volver al fútbol grande de Chile.

Compartir

Imagen foto_00000002
Ya debutó en San Luis. Espera ascender y estar en julio jugando en Primera / gentileza san luis

Por Cristian Salas

Nació en Mauritania, un país ubicado en el lejano noroeste de África, pero casi toda su vida la ha vivido en Estados Unidos y por eso se siente norteamericano.

Es Doudou Touré (21), una de las flamantes incorporaciones con que San Luis de Quillota pretende volver al fútbol grande de Chile y que por estos días tiene revolucionada a la Quinta Región.

Es que Doudou es un clon casi perfecto de Mario Balotelli, el crack italiano que es tan famoso por sus goles como por sus polémicas y excentricidades fuera de la cancha. Él se lo toma con humor.

"Me gusta la comparación porque él es un buen jugador", señala el delantero del elenco canario, quien a pesar que dice tener un juego diferente a la estrella del Milan, se describe muy parecido: "Me gusta usar mis disparos fuertes al arco, mi rapidez y mi fuerza para aguantar la pelota arriba. Y por supuesto, me gusta hacer goles".

El Negro, como le dicen sus compañeros de cariño, llegó hace casi un mes a Chile y ya está encantado con su gente. "Me ha gustado mucho el país y me gusta mucho su gente, son cariñosos y buenos para la talla", apunta entre risas el ex goleador del Vancouver Whitecaps de Canadá.

¿Y sus sueños a futuro? "Quiero ser el mejor jugador del mundo, ganar la Champions League y el Mundial", remata. ¿Qué tal?.

Y su amigo patiperro...

Doudou no llegó solo a Quillota, pues con él arribó su inseparable amigo chileno-estadounidense Javier Alvial.

El Javi (21) es hijo de Jorge Alvial, uno de los mánagers del Chelsea en Sudámerica, y por lo mismo ha dado la vuelta al mundo buscando oportunidades en el balompié.

River Plate (Argentina), Defensor Sporting (Uruguay), Academia de Torreón (México), Puerto Rico Islander (Puerto Rico) y el mismísimo Chelsea (Inglaterra) adornan su contundente currículum, aunque en ninguno ha       podido explotar.

"Por su trabajo, mi papá siempre ha tenido que andar viajando por el mundo y como yo no me podía quedar solo porque era chico me iba con él", aclara el mediocampista que hasta el día de hoy es íntimo amigo de Eric Lamela, figura de la Roma, y de los hermanos Funes Mori, estelares en River Plate.

¿Y en Chelsea dejaste algún amigo?
Varios, pero ninguno de los más conocidos.

Pero igual compartiste con el resto...
Con Shevchenko jugamos juntos en el equipo reserva, cuando él estuvo cortado. Son todos simpáticos, allá los juveniles y el primer equipo comparten todo, por ejemplo los comedores. Los más conocidos son los más humildes de todos.

Compartir