De goleador del mundo al desolado retiro: el gran legado de Humberto Suazo

A sus 34 años, Chupete abandona el fútbol, actividad donde dejó huella. En 369 partidos inscribió 204 conversiones. Se va como ídolo de Monterrey y en pugna judicial con Colo Colo.

Compartir

Compartir

El Gráfico Chile

Menos de un año duró el segundo ciclo de Humberto Suazo en Colo Colo, quien regresó para ser el goleador del equipo y terminó siendo despedido por un entrevero con el técnico José Luis Sierra, en el que sería el principio del fin. Tras su salida de los albos, pudo ir a Liga Deportiva Universitaria de Quito de la mano de Borghi, sumó interesados en México, pero ya lo tiene decidido: no quiere jugar más. Escenario ya confirmado por su representante, Fernando Felicevich.

La primera etapa de Chupete en los albos partió en el ya lejano 2006, cuando recaló en el equipo que estaba bajo las órdenes técnicas de Claudio Borghi y terminó siendo el jugador más determinante. Venía de ser figura en Audax Italiano, era un jugador que había explotado tarde y que, incluso, había sido parte de las inferiores de Universidad Católica.

En su primer año en Macul ganó el Apertura, el Clausura, llegó a la final de la Copa Sudamericana y fue premiado por la Federación Internacional de Estadísticas e Historia del Fútbol (IFFHS) como el máximo goleador del mundo, al marcar 47 veces. Ese año fue pilar en la clasificación del Cacique a la final de la Sudamericana, torneo del cual fue artillero con 10 tantos.

Al año siguiente, Chupete fue clave en el título del Apertura de aquel año, ya que le anotó a Palestino en la última fecha, cuando Colo Colo peleaba la corona con Universidad Católica. En su primer paso por el Monumental, Suazo anotó 70 goles en 75 partidos, con un increíble registro de 0,93 tantos por partido.

Se fue a México y terminó como ídolo. En dos periodos, de 2007 a 2009 y de 2010 a 2014, el sanantonino marcó 103 veces en 219 encuentros, convirtiéndose en el mayor goleador de la historia de Monterrey. En paralelo, el atacante participó de la selección chilena y con 10 tantos fue el goleador de la Eliminatoria para el Mundial de Sudáfrica 2010.

Desde 2005 defendiendo a la Roja, Suazo alcanzó a inscribir 21 tantos y si bien su nivel en Sudáfrica no fue de los mejores por una lesión en el hombro, fue lo único que pudo aportarle al país en Copas del Mundo. Del camino a Brasil 2014, el ariete fue convocado, pero nunca gravitó. Además, nunca fue del gusto del técnico Jorge Sampaoli.

¿Y en su regreso cómo le fue? En Colo Colo 2015, en 26 partidos, apenas convirtió en siete oportunidades y hoy tiende demandado al club por más de 800 millones de pesos.

La era Suazo llegó a su fin. No tuvo el final esperado, pero de todas maneras, el calvo centrodelantero marcó generaciones.

GRAF/LRT

Ve También
prev next