Cumplen, en deuda y reprueban: Los números de los refuerzos del fútbol chileno durante el Clausura

Una vez terminada la séptima fecha del campeonato, es necesario realizar una revisión en profundidad del rendimiento que han mostrado las nuevas incorporaciones.

Compartir

Compartir

Giuseppina Lobos di Lallo

Nicolás Castillo regresó en gloria y majestad a San Carlos de Apoquindo. El delantero de la UC dejó atrás su vida en Europa para transformarse en uno de los refuerzos más importantes que arribaron a nuestro país durante esta temporada.

Pero no todos los jugadores que arribaron para el Torneo de Clausura han tenido la fortuna del goleador cruzado y es por lo mismo que una vez terminada la séptima fecha del campeonato, es necesario realizar una revisión en profundidad del rendimiento que han mostrado las nuevas incorporaciones.

Cumplen
Al momento de analizar a los refuerzos de esta temporada hay varios nombres que aprueban con nota azul. Por ejemplo, en Colo Colo, actual líder del Clausura, el defensa Matías Zaldivia (4 partidos, 295 minutos) comenzó dubitativo, pero se ha afirmado en la defensa junto a Julio Barroso y se está ganando los aplausos de los hinchas albos. Situación similar es la que vive Martín Tonso (4 partidos, 276 minutos), quien fuera uno de los refuerzos más cuestionados de los albos y de a poco se gana un espacio en el equipo, celebrando dos goles en los cuatro partidos que ha jugado en el torneo local.

Universidad Católica, en tanto, también tiene trajo dos refuerzos de calidad: Nicolás Castillo y José Pedro Fuenzalida. El delantero nacional regresó desde Italia para retomar el nivel que lo llevó a Europa y lo ha logrado gracias a los 10 goles que ha convertido en siete fechas. "Chapa" Fuenzalida, por su parte, ha participado en 5 encuentros y ha marcado dos goles, transformándose en pieza clave en el esquema de Mario Salas.

En el norte de nuestro país también hay jugadores que han llamado la atención. En Antofagasta, por ejemplo, está Juan Muriel Orlando (7 partidos, 2 goles) y Hugo Droguett (7 partidos, 3 goles), quienes han aportado a que el equipo de Beñat San José mejore su funcionamiento y salgan de la zona roja. Mientras, en San Marcos de Arica, Carlos González también ha cumplido con lo esperado.

En Iquique destaca el argentino Diego Torres (7 partidos, 1 gol), quien poco a poco se afirma en un complicado equipo de Jaime Vera. En tanto, en Cobresal, Rodrigo Ureña (7 partidos, 0 goles) regresó en buena forma al equipo donde fue campéon y ha sido parte importante del plantel que lucha por avanzar en la Copa Libertadores.

A pesar de estar muy cerca del descenso, en San Luis de Quillota los refuerzos han funcionado: Camilo Rencoret (5 partidos, 0 goles) se ha ganado los aplausos como volante de contención, mientras que Arnaldo González (7 partidos, 0 goles) se ganó el puesto de titular en el equipo de Miguel Ramírez. En el archirrival, en Unión La Calera, Roberto Cereceda (5 partidos, 2 goles) se ha transformado en el motor de un equipo que pelea el descenso, mientras que Jason Silva (6 partidos, 0 goles) se transformó en titular.

En Unión Española, en tanto, sus tres refuerzos han cumplido sin mayores problemas: Diego Churín (7 partidos, 4 goles), César Pinares (7 partidos, 1 gol) y Adrián Scifo (4 partidos, 0 goles); mientras que en la sexta región el nombre que resalta en O'Higgins es Cristián Insaurralde con 6 partidos y un gol.

En el sur de nuestro país, Huachipato mostró un buen ojo para contratar puesto que Valber Huerta (4 partidos, 1 gol) y Alfonso Parot (4 partidos, 0 goles) han cumplido a la perfección su trabajo en la defensa acerera. En Universidad de Concepción, Jean Meneses (7 partidos, 2 goles) y Renato González (4 partidos, 1 gol) también están cumpliendo las expectativas y se ganan el cariño de los hinchas del Campanil.

En deuda
Uno de los equipos que ha tenido a sus dos refuerzos bajo la media esperada ha sido Audax Italiano. El equipo itálico contrató a Matías Campos Toro (5 partidos, 1 gol) y a Leandro Benegas (5 partidos, 1 gol), quienes, a pesar de hacer goles, no han sido protagonistas del equipo y no se han podido ganar la titularidad en el cuadro de Jorge Pellicer. En Deportes Iquique, el jugador en deuda es Hernán López (4 partidos, 0 gol), mientras que en San Marcos de Arica los hinchas esperaban mucho más de un goleador como Marco Sebastián Pol (4 partidos, 0 goles), quien aún no se encuentra con las redes nortinas.

Un equipo que ha tenido en deuda a sus tres refuerzos ha sido Universidad de Chile, pero que va de la mano con el bajo rendimiento del equipo. Por una parte, el defensa Gonzalo Jara (2 partidos, 0 goles), quien llegó como la gran estrella desde Europa, ha pasado la mayoría del torneo lesionado y no ha podido demostrar su jerarquía de seleccionado con la camiseta de la U. En tanto, Luis Fariña (4 partidos, 0 goles) llegó con una lesión crónica y no ha sobresalido, mientras que Fabián Monzón (5 partidos, 0 goles) tampoco ha sobresalido en un alicaído plantel de Beccacece.

Para finalizar se encuentra Leandro Sosa (4 partidos, 1 gol) que a pesar de haber convertido, no ha logrado convencer al técnico de O'Higgins, Cristián Arán. En la UC aparece la figura de Sebastián Jaime (3 partidos, 0 goles), quien se integró tarde al plantel cruzado que dirige Mario Salas y aún debe mostrar sus credenciales para convencer al técnico y los hinchas.

Reprobaron

Hasta el momento, hay siete futbolistas que ni siquiera les alcanza para la nota azul. Uno de los casos que más llama la atención es lo que ocurre actualmente con el colombiano Javier Reina (6 partidos, 0 goles), quien, a pesar de jugar varios partidos en Colo Colo, no logra convencer ni a José Luis Sierra ni a los hinchas albos como el creador albo.

En Cobresal asoma la figura de Javier Grbec, delantero que llegó como la esperanza de gol del cuadro minero y que aún no logra convertir ningún tanto en los cinco partidos que ha disputado. Otro de los que está reprobando es  Michael Ríos (6 partidos, 0 goles), quien dejó la UC para retornar a Iquique y aún no logra el rendimiento esperado, tal como mencionó el técnico Jaime Vera.

El polémico delantero peruano Iván Bulos (1 partido, 0 goles) también se hace presente en los jugadores que han reprobado, ya que se ausentó dos semanas de los entrenamientos por problemas familiares en su país y sólo jugó 27 minutos en la goleada que le propinó Universidad de Chile a O'Higgins por 8 a 0. En Palestino, el que se ha llevado todas las críticas es el único refuerzo que contrataron: Rubén Farfán. El atacante sólo suma algunos segundos con la camiseta árabe ante Universidad de Chile y no ha podido mostrar su nivel. 

Para finalizar se encuentran el atacante de San Luis de Quillota, Pablo Magnin (4 partidos, 0 goles) y el volante argentino Matías Defederico (4 partidos, 0 goles), quien, si bien arribó a nuestro país como el refuerzo estrella del fútbol chileno, hasta el momento no ha podido demostrarlo en la cancha. 

GRAF/GL

Ve También
prev next