Ve También
prev next

Cuánto le costaría a Colo Colo “que se vayan todos” del Monumental

Tras la derrota del domingo, el Cacique se despidió de los puestos de avanzada y ahora piensa en el futuro.

Compartir

 

Imagen foto_00000002
Olivi es uno de los jugadores que no ha logrado rendir en Colo Colo. Crédito: Archivo

Por Pablo Vera

"Oh... que se vayan todos, que no quede ni uno solo" se ha transformado en un verdadero himno de la hinchada colocolina en tiempos de crisis. El cántico aparece cada vez que los albos son superados en la cancha y allí se deja entrever la molestia de los fanáticos con los dirigentes y con los jugadores del plantel.

¿Es posible que efectivamente se vayan todos? Económicamante la respuesta es un tajante no, ya que varios de los futbolistas que no han explotado con la camiseta del Cacique tienen contratos a largo plazo y altos sueldos, lo que hace muy improbable que elijan partir. La alternativa es indeminizarlos, pero en ese caso hasta las billeteras de Leonidas Vial y Aníbal Mosa empezarían a tiritar.

Esta práctica de vínculos largos comenzó en el mandato de Hernán Levy. En esa época Mauro Olivi firmó por cuatro años y Roberto Gutiérrez por tres, por citar a algunos. Hoy el Pájaro es el mejor pagado y no juega ni siquiera en el filial, mientras que el Pampa no ha podido explotar.

"Esa es una de las cosas de las que van a tener que empezar a preocuparse, porque los dirigentes deben fijarse bien a la hora de cerrar los contratos. Yo creo que ahora no es tan recomendable firmar por tres o cuatro años, porque el futbolista empieza a conformarse y eso los dirigentes tendrían que revisarlo. Los vínculos largos deben ser  para los juveniles, para que no se vayan antes de explotar, pero en los de cierta edad debe ser diferente", afirmó a El Gráfico José Luis Villarreal, ex ayudante técnico de Omar Labruna. El cordobés vivió en carne propia las implicancias de ese tipo de contratos, ya que muchos que no estaban en los planes debieron seguir en la plantilla. "El ideal es armar el plantel, confeccionarlo a la medida de lo que se quiera, pero cuando llegamos el grupo ya estaba armado y si bien nosotros pudimos ordenarlo, la situación es compleja", añadió Villarreal.

¿Cuál es la solución entonces? Recuperar a los jugadores y para eso la receta pareciera ser clara. "Yo creo que todos pueden ser útiles, pero hay que darles la confianza. Muchos de ellos, cuando no eran titulares, no trabajaban a la altura de cómo debían hacerlo y por eso hay que facilitarles las herramientas, no hacerlos sentir suplentes, ese es el error de muchos entrenadores. Hay suspensiones, lesiones y cuando hay que echar mano a los relevos, muchas veces ya están mentalmente caídos", finalizó el ex ayudante de Don Omar. A la luz de los hechos, eso es mejor que pagar casi dos millones de dólares.

 

Revisa aquí el detalle de cuánto le costaría a ByN echar a los jugadores más cuestionados

Compartir