Columna: Para Peralta la selección...

El 4, 5 y 6 de marzo Chile vuelve al Grupo 1 de la Copa Davis, donde la presencia del doblista es vital para tener opciones.

Compartir

Imagen foto_00000001

Por Carlos Silva Rojas

Editor El Gráfico Chile

@silvynho15

Voy al grano. Para tener alguna opción de ganar la serie ante República Dominicana en la Copa Davis, Nicolás Massú deberá hacer lo que no ha querido en las últimas llaves. Olvidarse de las "promesas" y citar a un veterano. Que el mentado recambio espere.

Ese viejo conocido es Julio Peralta (34 años). Jugador de ricas condiciones en su etapa de juvenil, pero que debido a las lesiones tuvo que retirarse de la actividad en dos oportunidades. Pero el diestro vive su mejor momento.

Hace un año decir que el nacido en Surinam era opción para el equipo chileno de la Copa Davis parecía chiste. Ahora es imperiosa su presencia en la serie que arranca el 4 de marzo en el querido Court Central del Estadio Nacional.

El rival tiene a un jugador que está muy por sobre los chilenos, y también es veterano. Víctor Estrella (58º) le asegura al cuadro caribeño solidez en el singles. No por nada es el sostén de los dominicanos, que incluso en 2015 disputaron el repechaje para ingresar al Grupo Mundial ante Alemania.

Sacando cuentas, Estrella debería ganar los dos singles y ahí entra a tallar Julio Peralta. Massú sabe que el partido de dobles será clave para soñar con una victoria, y Peralta más el gran momento que vive Hans Podlipnik en la especialidad (clasificó esta semana por primera vez a semifinales de un torneo ATP 250) le podrían dar vida a Chile.

Pura especulación. Pero los potenciales singlistas criollos, ya sea Podlipnik, Nicolás Jarry, Christian Garín o Gonzalo Lama, le pueden ganar perfectamente al número 2 centroamericano, José Hernández, a quien conocen muy bien y se han topado en más de una ocasión en el circuito de Challenger.

Es por ello que Peralta le puede dar un nuevo aire a un equipo que no cuenta con un dobles definido. Una potencial pareja con Hans, dos especialistas, me hace creer y soñar que volveremos a ganar una serie en el Grupo 1.

Julio Peralta tiene roce, jugó el US Open 2015, hizo buenas migas con el argentino Zeballos, con quien ya alzó un título en la presente temporada (el Challenger de Bucaramanga) y algo vital, está jugando con regularidad. No como Lama, Garín y Sáez, quienes aún no debutan en el año.

Pero hay un dato más y no es menor. Está la chance de que Peralta junto a Podlipnik clasifiquen a Río 2016, pero para ello el veterano tiene que defender al país en un campeonato oficial en 2015 ó 2016. Hans cumple con el requisito. Julio no. Eso ahora depende de Massú.

No digo que Peralta sea el salvador y quien nos guíe a la victoria, aunque sí pienso que nos ayudará... y mucho.

GRAF/CS

Compartir