Columna de Colo Colo: Un vistazo a los refuerzos

En plena época de bajas y refuerzos, una revisión de quienes llegaron para jugar el Clausura 2012. Lee y comenta aquí.

Compartir

Imagen foto_00000001
De la Fuente encara a Hans Martínez la tarde que Colo Colo venció a la UC en San Carlos / Foto: Photosport


Por Ricardo Benavente

@RicardinhoGauch

Columna del Movimiento Colo Colo de Todos

FB Colo Colo de Todos

@ColoColodeTodos

Siempre que termina un campeonato se producen evaluaciones del plantel completo, en las que se analiza quiénes rindieron y quiénes no. Entre estos, habrán quienes deban partir a préstamo a otros clubes en búsqueda de minutos en cancha, otros se quedarán "cortados", viendo cómo su lugar en el equipo lo ocupan nuevos refuerzos o juveniles formados en casa que cumplen su sueño de confomar el plantel adulto. A la espera de que Juan Gutiérrez y Labruna muestren buen ojo y dureza ante la cultura de comprar barato para vender caro, veamos a los jugadores que llegaron al Torneo de Clausura que acaba de concluir:

Jean Paul Pineda
Puntero caracterizado por moverse pegado a las bandas con velocidad y regate. Llegó tras regulares campañas en Unión, Cobreloa y un buen 2010 en Cobresal. Su llegada sorprendió y se esperaba que fuera una alternativa más, aunque detrás de Muñoz, Olivi, Flores y Gutiérrez. Fue el refuerzo que menos jugó (188 minutos en 9 partidos), no marcó y jamás estuvo cerca de pelear la titularidad. Mayor fue su aporte en la Copa Chile, pero en general no se le vio con confianza. Tampoco eran muy altas las expectativas que debía combatir, ya que su llegada fue cuestionada por quienes preferían ver en su lugar a un canterano.

Facundo Coria
El zurdo de 25 años llegó para ser el enganche en el esquema predilecto de Labruna, el 3-4-1-2, con el campeonato conseguido en Argentinos Juniors como principal carta de presentación. Pero Coria no logró afirmarse: lo que se le pedía era organizar la ofensiva, habilitar con ventaja a los delanteros, hacer jugar a quienes se proyectaban por las bandas, dar el toque final y meter cambios de frente. De esto poco y nada, aunque sí mostró bastante más sacrificio que la gran mayoría de los jugadores de su posición, yendo al suelo y marcando la salida rival. Cuando Labruna optó por cambiar el esquema el "Mago" perdió su lugar, lo que sumado a sus lesiones, mermaron su rendimiento para dar 396 minutos en 10 partidos, números muy lejanos a los que se le exigen al 10 de Colo Colo. Los destellos de calidad de su zurda, vistos especialmente  en Copa Chile, deberían tener otra chance ahora que el DT pretende volver a jugar con enlace, pese a estar en desventaja ante Vecchio y Vidangossy. Su pase vence a mitad de año, por lo que esperamos que no desaproveche su oportunidad cuando la tenga

Juan Guillermo Domínguez
26 años tiene este colombiano quien conoció a su entrenador en el Deportivo Cali de hace un lustro. Zurdo, técnico y de gran despliegue, llegó para adueñarse del puesto de volante izquierdo. El cambio del dibujo lo mandó a sacrificarse como lateral y cumplió buenas actuaciones. Pasó menos al ataque, probablemente porque la orden táctica era ordenar el rancho apostando a las individualidades, dada la merma física. Ahora debería rendir aún más ya que volverá a su lugar, aunque ya cuenta con el pulgar arriba. Se dio maña de regalarnos lujos, entrega alegría al camarín y parece sentir bastante la camiseta para ser un extranjero recién llegado. Sería ideal que alguien lo apure en su sector, ya que solo entregó la titularidad por lesión, siendo indiscutido con 1.010 minutos en 14 partidos. Aprobado.

Felipe Flores
Formado en Macul y alejado del club por la eufemística "inmadurez" que él mismo reconoce, el zurdo de 25 concretó su deseado retorno 8 años después de su debut, llegando a competir con los predilectos del DT: Muñoz y Olivi, incluso por debajo de Gutiérrez, el primer suplente. Su momento llegó por diversas situaciones y supo ganarse una camiseta titular con un muy buen rendimiento. 7 goles en 16 partidos (1.221 minutos) llamaron la atención hasta en Pinto Durán. Aportó también con asistencias y peligrosas diagonales y, pese a ser traicionado por su ansia de red y su carácter (7 tarjetas amarillas siendo delantero), logró ganar una pulseada que no tenía nada fácil. El acompañante de Muñoz está entre él y Olivi. Su alto rendimiento nos enorgullece especialmente al tratarse de alguien de la casa.

Fernando de la Fuente
Labruna calificó al volante de 26 más como mixto que de corte, lo que hacía presuponer que sería banca de Millar. Varias expulsiones y el bajísimo rendimiento de Caroca le cimentaron el camino para hacerse de un puesto en el que se destacó, llegando a ser la figura de la cancha en varios partidos con su despligue, su criterio para jugar el balón, su sacrificio y su buena técnica. Hoy es inamovible: jugó 1.302 minutos en 17 partidos y penó mucho cuando estuvo ausente, particularmente en la revancha contra Unión. Ni el cansancio que mostró ante Antofagasta o Audax ponen en duda que fue el mejor refuerzo de este campeonato.

LAS OPINIONES EXPRESADAS AQUÍ NO SON RESPONSABILIDAD DE EL GRÁFICO NI REPRESENTAN SU OPINIÓN

Compartir