Columna de Carlos Costas: Nostalgia de fútbol

Espero que este fin de semana de Superclásico y partidos que van a definir el campeonato nos acordemos que el fútbol también es eso: un juego, un lindo juego.

Compartir

 
   

Imagen foto_00000001Por Carlos Costas:

El periodismo deportivo químicamente puro no existe. Nunca existió y menos ahora que los clubes cotizan en bolsa, son controlados por grupos económicos y administrados por empresarios que reparten sus inversiones entre el fútbol y otros rubros como la educación, el retail y la propiedad de medios de comunicación, por nombrar sólo algunos. La discusión sobre la ley de televisión digital, por ejemplo, tiene alcances en el fútbol. Lo mismo un paro de funcionarios municipales que obliga a reprogramar partidos del torneo. No defiendo esa concepción del periodismo deportivo de "hablar sólo de la pelotita". Es una idea peligrosa y seguramente muy seductora para muchos de los protagonistas de esta actividad. Más en una época como ésta donde precisamente el desafío es abordar hechos que muchas veces se cruzan con conflictos de intereses en lo político o económico. Es inevitable. Si no es porque este modelo de sociedades anónimas parece que todavía está en fase de acomodo y muestra sus fisuras, será por las precariedades de una sociedad aún subdesarrollada donde muchas veces temas como la violencia, los sueldos impagos o no tener sencillamente un estadio donde jugar es lo que termina copando la pauta. Puede ser que yo esté un poco sensible al tema. Consumo mucha información deportiva y me paso cinco horas a la semana conduciendo un programa donde se expresan todo tipo de opiniones, historias y discusiones. Es un trabajo que disfruto y que me desafía, pero tengo la impresión que desde la suspensión del clásico universitario y una serie de hechos posteriores, me la he pasado escuchando una especie de zumbido interminable. ¿Se acuerdan cuando Charlie Brown estaba en clases y su profesora le hablaba?  Creo que es algo parecido a eso.

Proyectil, camilla, golpes, video de prueba, castigo, suspensión, coordinador, juez, camarín, denuncia, gerente de competiciones, gerente deportivo, inhabilitar, cámaras de seguridad, altercado, tribunal de honor, dirigentes, total transparencia, agresión, concesionarias, informe del árbitro, organismo disciplinario, arengazo, simulación, código de ética, barristas, encapuchados, incidentes, jefe de seguridad, interés general, caso Chispas, banderazo, dedo medio, sanción, abogados, investigar, entradas, absuelto, llorones, por secretaría, sistema de ventas, detector de metales, fotos, plan estadio seguro, rollo de papel, impacto, destornillador, TEC simple....ganar en la cancha .... aunque nos tiren proyectiles....el camarín del árbitro es sagrado, blablablá.

Parece una pesadilla, un artefacto o un texto dadaísta, pero les prometo que todas estas cosas las he leído y escuchado demasiado estas últimas dos semana. Espero que este fin de semana de Superclásico y partidos que van a definir el campeonato nos acordemos que el fútbol también es eso: un juego, un lindo juego. Porque aunque muchas veces se nos olvide, lo más importante es lo que ocurre dentro de la cancha durante 90 minutos. Por su atención, muchas gracias...y como dice el Trovador del Gol: ... ¡Juegue!

Compartir