Columna: Circo pobre

Hasta el Fantasma Figueroa se candidateó para llegar a la banca de la Selección. En menos de dos meses Chile tiene que recibir a Argentina.

Compartir

Imagen foto_00000001
Figueroa, tapándose la cara, se autoproclamó como candidato. (AgenciaUno)

Carlos Silva Rojas

Editor El Gráfico Chile

@silvynho15

Los primeros nombres que sonaron como posibles reemplazantes de Jorge Sampaoli para la banca de la Roja eran acordes a una selección que está en el top five mundial. Pero la historia, como suele pasar por estos lados, se fue "chacreando".

Manuel Pellegrini dijo que no, por ahora. Marcelo Bielsa agradeció, aunque por escrito avisó que no estaba disponible. Los problemas médicos de Alejandro Sabella le impiden volver a dirigir. Eduardo Berizzo tiene contrato vigente con Celta de Vigo y sus "líos de faldas" lo alejan de Chile. Nos quedamos sin nada.

Andrés Fazio dijo que tenían poco presupuesto. Arturo Salah avisó que no quieren un entrenador interino, fiel a los procesos, palabra que ha estado en su vocabulario toda la vida. Nos queda menos dónde buscar, porque al no estar en los planes un entrenador momentáneo (para los partidos ante Argentina y Venezuela) se borran de la carpeta nombres como los de Jorge Pellicer, Mario Salas, José Luis Sierra, incluso el de Sebastián Beccacece.

Empezaron a sonar entrenadores que jamás han estado en el fútbol chileno. En Colombia dijeron que Hernán Darío Gómez y Luis Fernando Suárez fueron "tentados" por la Roja. Jorge Luis Pinto, ahora en Honduras se mostró dispuesto a escuchar una oferta. Miguel Herrera es "una buena opción" según la ANFP. Marcelo Gallardo estuvo entre los candidatos, pero sus compromisos con River lo alejaron. Todos ellos jamás han pasado por tierras nacionales, no conocen el medio. Algo clave a la hora de dirigir a un equipo.

Pero lo que más me dolió fue cuando Marco Antonio Figueroa, un técnico que no ha ganado nada y tiene descensos en su currículum, se candidateó para asumir la banca nacional. "Estoy capacitado y tengo más de 14 años dirigiendo. Tuve experiencias muy gratas en México. Dirigir a la Selección no es tan difícil, lo difícil es tener el respaldo. Entiendo a Manuel Pellegrini perfectamente, porque si no le va tan bien será muy criticado por ser chileno, por eso buscamos a entrenadores extranjeros", dijo el Fantasma a ADN. Cuando escuché eso, dije, se pudrió todo.

Lo dije en una columna anterior, Bielsa (la primera opción) no me gusta para nada, pero no puedo ser tan ciego y sé que es un entrenador de nivel mundial, al igual que el resto de los candidatos primarios. Pero ha pasado el tiempo y hasta Figueroa tuvo la "patudez" de ponerse él solito en la lista de candidatos. Por eso pido que Salah tome la decisión pronto, estamos perdiendo tiempo, los partidos ante Argentina y Venezuela están a la vuelta de la esquina, hay que armar una logística para dichos partidos, y si no llega un DT pronto seguiremos en esta nebulosa, que aprovechó el Fantasma para figurar, que para ello ocupa los micrófonos, porque en su pega como entrenador deja mucho que desear.

Berizzo era mi candidato, pero está lejano. La opción de Martín Lasarte me gusta, por su experiencia internacional, conoce el medio y Claudio Bravo podría ser uno de sus principales aliados, ya que lo tuvo en su paso por Real Sociedad. El tiempo pasa, hay que apurarse don Arturo...

GRAF/CS

Compartir