Columna: Asado de vidrio

Había carne, pero también alcohol. Ahí está el problema. Le celebración llegó en un mal momento y dejó un plantel trizado.

Compartir

 

Imagen foto_00000001
La celebración llegó en un mal momento deportivo y los hinchas lo hicieron sentir (Instagram: leo15valencia)

Juan Ignacio Gardella Berra
Subeditor El Gráfico Chile
@jigardella

Había carne, no era un asado de vidrio con todas sus letras. El problema es que también había alcohol, pero Valencia todavía no sabe "cuál es el acto de indisciplina que causamos".

Te explico Leo: la U, que por nombres quizá tenga el mejor plantel del fútbol chileno, ha tenido una campaña del terror en el Clausura. Tanto, que hasta se asomó el Fantasma de la B, por eso los hinchas llegaron a increparlos.

Y tú, hace un mes nomás, estando lesionado, fuiste a jugar una pichanga con amigos. Por eso Johnny se enoja contigo.

Porque puede que él tenga tejado de vidrio, a todos nos gusta el hueveo, pero su compromiso con la institución es incuestionable. Quizá no mataste a nadie ni chocaste curado, pero hay momentos y momentos para festejar, y éste es el momento más difícil de los últimos 18 años del club.

Esto va para ti también Gonzalo. No era el minuto para celebrar tu cumpleaños, aunque estuvieras suspendido para el partido contra Iquique.

Y no pongas cara de perro Bulldog, no te enojes porque con otros que hicieron algo parecido no se tomaron las mismas medidas. Ellos no eran manzanas podridas, no eran reincidentes, por eso los perdonaron, pero parece que a ti ya te habían dado una segunda oportunidad.

Y menos mandes al frente a tus compañeros, a quienes no quieres que castiguen, pero pides ley pareja. Eso queda como secreto de camarín, más allá de que ahora no puedas entrar en él y hayan sacado el "Espinoza" del que era tu locker.

Lo mismo te digo a ti Banana. No era tiempo de festejos, sobre todo después del festival de errores que venías de brindar frente a Wanderers.

Incluso, en Playa Ancha el Becca tuvo que gastar un cambio en la defensa para sacarte. Y eso que iban perdiendo 5-2 y en esos casos se meten delanteros para ver si #lodamosvuelta.

Joao, a ti te pido que aprendas de las experiencias recientes del fútbol peruano si quieres volver a estar en la órbita del Tigre Gareca. No sé si tomaste o no, no sé qué tan podrido estabas dentro de la escala de Heller, pero si lo hiciste, revisa la historia extrafutbolística de tu compatriota Kukín Flores y haz todo lo contrario.

Luis Felipe, tú eres joven todavía. Por eso, estás a tiempo para darte cuenta de que no debes repetir lo que hizo en sus inicios tu "tío" Mauricio, quien seguramente te aconseja para que el apellido Pinilla sólo haga noticia dentro de la cancha.

Y volviendo a la cancha, después de la parrilla regresaron los abrazos, quizá porque se limpió el camarín, como pedía Pinirock. Todos fueron a buscar al profe tras los goles del viernes, una muestra de apoyo, sea o no el rosarino el responsable de los cinco marginados.

Lo que sí está claro es que nada volverá a ser como antes, porque el vestuario está dividido. El asado de vidrio dejó un plantel trizado.

GRAF/JIGB

Compartir